martes, 12 de abril de 2016

Misterios Dolorosos del Santo Rosario.

(Los misterios dolorosos se meditan y rezan los martes y los viernes)

Primer Misterio Doloroso: La oración en el Huerto. 

«Entonces Jesús fue con ellos a una propiedad llamada Getsemaní, y dice a los discípulos: "Sentaos aquí mientras voy allá a orar". Y tomando consigo a Pedro y a los dos hijos de Zebedeo, comenzó a sentir tristeza y angustia. Entonces les dice: "Mi alma está triste hasta el punto de morir; quedaos aquí y velad conmigo". Y adelantándose un poco, 
cayó rostro en tierra, y suplicaba así: "Padre mío, si es posible, que pase de mí esta copa, pero no sea como yo quiero, sino como quieras tú"» (San Mateo 26, 36-39).

 Comentario del Catecismo relacionado con el contenido del pasaje bíblico de este misterio (sirve como apoyo para la pausa de reflexión): «Este combate y esta victoria sólo son posibles con la oración. Por medio de su oración, Jesús es vencedor del Tentador, desde el principio y en el último combate de su agonía» (CIC, 2.849)

Después de una breve pausa de reflexión, un Padrenuestro, diez Avemarías y un Gloria.

 _____________

Segundo Misterio Doloroso: La flagelación de Jesús atado a la columna.

«Pilato entonces tomó a Jesús y mandó azotarle. Los soldados trenzaron una corona de espinas, se la pusieron en la cabeza y le vistieron un manto de púrpura; y, acercándose a él, le decían: "Salve, Rey de los judíos". Y le daban bofetadas» (San Juan 19,1-3). 

Comentario del Catecismo relacionado con el contenido del pasaje bíblico de este misterio (sirve como apoyo para la pausa de reflexión): «Los padecimientos de Jesús han tomado una forma histórica concreta por el hecho de haber sido "reprobado por los ancianos, los sumos sacerdotes y los escribas" (Mc 8, 31), que lo "entregaron a los gentiles, para burlarse de él, azotarle y crucificarle" (Mt, 20, 19)» (CIC, 572). 

Después de una breve pausa de reflexión, un Padrenuestro, diez Avemarías y un Gloria.
_____________


Tercer Misterio Doloroso: La coronación de espinas.

«Entonces los soldados del procurador llevaron consigo a Jesús al pretorio y reunieron alrededor de él a toda la cohorte. Le desnudaron y le echaron encima un manto de púrpura; y, trenzando una corona de espinas, se la pusieron sobre su cabeza, y en su mano derecha una caña; y doblando la rodilla delante de él, le hacían burla diciendo: "¡Salve, Rey de los judíos!"». (San Mateo 27, 27-29

Comentario del Catecismo relacionado con el contenido del pasaje bíblico de este misterio (sirve como apoyo para la pausa de reflexión): «El amor hasta el extremo es el que confiere su valor de redención y de reparación, de expiación y de satisfacción al sacrificio de Cristo. Nos ha conocido y amado a todos en la ofrenda de su vida» (CIC, 616).  

Después de una breve pausa de reflexión, un Padrenuestro, diez Avemarías y un Gloria.
_____________


Cuarto Misterio Doloroso: Jesús con la Cruz a cuestas camino del Calvario.

«Y obligaron a uno que pasaba, a Simón de Cirene, que volvía del campo, el padre de Alejandro y de Rufo, a que llevara su cruz. Le conducen al lugar del Gólgota, que quiere decir: Calvario» (San Marcos 15, 21-22).

Comentario del Catecismo relacionado con el contenido del pasaje bíblico de este misterio (sirve como apoyo para la pausa de reflexión): «Al aceptar en su voluntad humana que se haga la voluntad del Padre, acepta su muerte como redentora para "llevar nuestras faltas en su cuerpo sobre el madero" (1P 2, 24)» (CIC, 612).

Después de una breve pausa de reflexión, un Padrenuestro, diez Avemarías y un Gloria.

_____________

Quinto Misterio Doloroso: La crucifixión y muerte de Jesús.

«Llegados al lugar llamado Calvario, le crucificaron allí a él y a los malhechores, uno a la derecha y otro a la izquierda. Jesús decía: "Padre, perdónales, porque no saben lo que hacen"
. Se repartieron sus vestidos, echando a suertes...
Era ya cerca de la hora sexta cuando, al eclipsarse el sol, hubo oscuridad sobre toda la tierra hasta la hora nona. El velo del Santuario se rasgó por medio y Jesús, dando un fuerte grito, dijo: "Padre, en tus manos pongo mi espíritu" y, dicho esto, expiró» (San Lucas 23, 33-46).
  
Comentario del Catecismo relacionado con el contenido del pasaje bíblico de este misterio (sirve como apoyo para la pausa de reflexión): «"Cristo murió por nuestros pecados según las Escrituras" (1Cor 15, 3)» (CIC, 619).

Después de una breve pausa de reflexión, un Padrenuestro, diez Avemarías y un Gloria.

 ___

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...