sábado, 12 de agosto de 2017

Monición para Misa del 13 de agosto de 2017 (Las dudas de Pedro)



Buenos días,

Este domingo, el Evangelio nos invita a no permitir que nuestra fe desfallezca, y saber contemplar a Jesús aun en medio de las fuertes olas de las adversidades, que a veces parecen sacudir nuestra existencia. Cristo viene a nuestro encuentro para decirnos: "tranquilícense y no teman", recibámosle en la barca de nuestra vida, para que sea Él quien calme los vientos que la amenazan.
 

De pie por favor, para iniciar esta Santa Eucaristía con el canto de entrada. 
-----
Monición para la Misa del 15 de Agosto: Solemnidad de la Asunción de la Virgen María

1 comentario:

  1. Evangelio. DOMINGO 13 Las dudas de Pedro12 de agosto de 2017, 14:50

    ACLAMACIÓN ANTES DEL EVANGELIO Sal 129, 5
    R/. Aleluya, aleluya.

    Confío en el Señor, mi alma espera y confía en su palabra. R/.

    EVANGELIO

    Mándame ir a ti caminando sobre el agua.

    Del santo Evangelio según san Mateo: 14, 22-33

    En aquel tiempo, inmediatamente después de la multiplicación de los panes, Jesús hizo que sus discípulos subieran a la barca y se dirigieran a la otra orilla, mientras él despedía a la gente. Después de despedirla, subió al monte a solas para orar. Llegada la noche, estaba él solo allí.
    Entre tanto, la barca iba ya muy lejos de la costa y las olas la sacudían, porque el viento era contrario. A la madrugada, Jesús fue hacia ellos, caminando sobre el agua. Los discípulos, al verlo andar sobre el agua, se espantaron y decían: "¡Es un fantasma!" Y daban gritos de terror. Pero Jesús les dijo enseguida: "Tranquilícense y no teman. Soy yo".
    Entonces le dijo Pedro: "Señor, si eres tú, mándame ir a ti caminando sobre el agua". Jesús le contestó: "Ven". Pedro bajó de la barca y comenzó a caminar sobre el agua hacia Jesús; pero al sentir la fuerza del viento, le entró miedo, comenzó a hundirse y gritó: "¡Sálvame, Señor!" Inmediatamente Jesús le tendió la mano, lo sostuvo y le dijo: "Hombre de poca fe, ¿por qué dudaste?"
    En cuanto subieron a la barca, el viento se calmó. Los que estaban en la barca se postraron ante Jesús, diciendo: "Verdaderamente tú eres el Hijo de Dios". Palabra del Señor. Gloria a ti, Señor Jesús.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...