lunes, 12 de junio de 2017

María, la Reina Madre en el Reinado de Jesucristo (explicación bíblica).

Por: John Alejandro Hincapie

¡Salve, muy favorecida! ¿Que clase de saludo es éste?

El ángel Gabriel saluda a la Virgen Maria diciéndole: ¡Salve, muy favorecida! (Lucas 1.28) Mientras Maria queda turbada por este saludo, preguntándose ¿Que clase saludo es éste?.

El SALVE como saludo lo podemos encontrar nuevamente en el nuevo testamento, refiriéndose al Rey de los Judíos. ¡Salve, Rey de los judíos! (Mateo 27.29).
 

Los soldados romanos visten a Jesús con un manto escarlata, una corona de espinas y una caña. Lo visten como un Rey. Mientras se burlaban de él, se arrodillaron diciendo el saludo de la realeza ¡SALVE!.

Ahora vemos porque la Virgen Maria queda turbada por el saludo, pues es muy favorecida ya que el ángel la saluda, con el saludo que se le daba a la realeza.

En la dinastía de los reyes de Israel, la Reina era la madre del Rey. La virgen Maria concebiría al Rey que reinaría sobre la casa de Jacob para siempre. La Virgen se convertiría en la Reina Madre del rey de Juda, heredero del trono de David.

En 1 y 2 de Reyes vamos a encontrar que cuando se nombra el tiempo del reinado de los reyes, la madre es nombrada junto con el Rey.

Ejemplo: Manasés tenía doce años cuando comenzó a reinar, y reinó cincuenta y cinco años en Jerusalén. El nombre de su madre era Hepsiba. (2 Reyes 21.1)

El termino ¡Reina Madre! lo podemos encontrar en los siguientes pasajes: 1 Reyes 15.13, 2 Reyes 10.13, 2 Crónicas 15.16, Jeremías 13.18; 29.2

...después de salir de Jerusalén el REY JECONÍAS Y LA REINA MADRE, los oficiales de la corte, los príncipes de Judá y de Jerusalén... (Jeremías 29.2).

La Reina Madre del reinado de Jesucristo es la Virgen Maria y sí como Salomón sentó a su madre a su diestra en un trono, Cristo sienta a su madre en un trono.

Betsabé fue al rey Salomón para hablarle por Adonías. El rey se levantó a recibirla, se inclinó delante de ella, y se sentó en su trono; HIZO COLOCAR UN TRONO PARA LA MADRE DEL REY y ella se sentó a su diestra. Entonces ella dijo: Te hago una pequeña petición; no me la niegues. Y el rey le dijo: Pide, madre mía, porque no te la negaré.(1 Reyes 2:19-20).

¿Entonces quien es la Reina que esta a la diestra del Rey?

Tu trono, oh Dios, es eterno y para siempre; cetro de equidad es el cetro de tu reino. Has amado la justicia y aborrecido la iniquidad; por tanto Dios, tu Dios, te ha ungido con óleo de alegría más que a tus compañeros. Todas tus vestiduras están perfumadas con mirra, áloe y casia; desde palacios de marfil te han alegrado con instrumentos de cuerda. Hijas de reyes hay entre tus damas nobles; a tu diestra, en oro de Ofir, está la reina. (Salmos 45:6-9)

Es muy claro que a la diestra esta en oro Ofir la Madre Reina, la Madre del rey de Reyes, Maria la Madre de nuestro Señor.

Repitamos con alegría: ¡Salve, Rey de Reyes! ¡Salve Reina Madre!.

--
Leer otro artículo del mismo autor: San Pedro como cabeza de los apóstoles en los Concilios de Éfeso y Calcedonia.

3 comentarios:

  1. Pedrito, ese mismo17 de julio de 2017, 9:16

    ¡Es interesante! Nunca había visto ese pasaje bíblico de esa manera, ni me había puesto a pensar sobre aquel particular saludo que el ángel Gabriel pronunció hacia María. Con más detenimiento lo analizaré gustosamente, y quiero felicitar a aquella persona que llegó a tan curiosa interpretación. No veo problema alguno que Jesús quisiera darle a María un puesto, lugar o espacio especial cerca de Él. Es su madre después de todo. Sin embargo, hay una serie de cosas a considerar también en este tema tan extravagante.

    En primer lugar, Jesús no tuvo inicio. Jesús no es un ser creado, no tiene comienzo y es eterno al igual que el Padre; en otras palabras, Jesús NO nació en ningún momento. Sí, María da a luz a Jesús, pero esto indica, tomando en cuenta lo anteriormente dicho, que esta fue la manera en que el Hijo de Dios se encarnó en el mundo. Jesús vino al mundo de manera HUMANA, para así poder verse como HUMANO y llevar una vida HUMANA para cumplir su propósito de salvación. ¿Por qué es importante tomar en cuenta esto?

    Pues bien, es claro que María al dar a luz a Jesús, le heredó a éste la HUMANIDAD. Correcto, lo divino de Jesucristo proviene del Padre, mientras que su esencia de ser humano es dada a través de su madre María. Entonces no poseía cualidades divinas, excluyendo el hecho de que debió ser una magnífica mujer, con atributos que Dios vió buenos como para que ella lograra ser la Elegida. María no fue la responsable de que Jesús fuese el Cristo, el Salvador del mundo. Si no era.María, hubiese sido otra mujer virgen especial. Así que todo mérito se lo lleva Dios, mientras que María dice "por Dios esto se dio" en vez de decir "por mí esto se dio". ¿Me explico?

    No veo nada de malo con que Jesucristo quisiera darle el título de "reina" (con minúscula claro está), y dejar que se sentara con Él a su lado en la Gloria de Dios. No creo que haya nada de malo con que Jesucristo deseara guardarle a María un puesto de excelencia en el cielo. E inclusive creo que sería un lindo e "inmerecido" gesto de su parte. Sencillamente no se habla mucho de esto en la Biblia, y sólo da espacio a la especulación. En resumen, démosle TODA la gloria a Dios, quien fue el que trajo a Jesús por medio de María.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pedrito, dices "Jesús vino al mundo de manera HUMANA, para así poder verse como HUMANO y llevar una vida HUMANA para cumplir su propósito de salvación", y estamos completamente de acuerdo con tu afirmación. En efecto, Jesús, el Verbo Eterno, vino al mundo de manera humana, pero no por ello dejó en algún momento de ser Dios, por eso desde los primeros siglos, ante la aparición de las distintas herejías que, o bien negaban alguna de las dos naturalezas en Cristo (monofisismo), o dividían a Jesús en dos personas (nestorianismo), la Iglesia siempre afirmó lo que los Santos Padres dieron por llamar "ὑπόστασις" (hipóstatis) o Unión Hipostática, doctrina definida de manera oficial en el Concilio de Calcedonia del año 451 ante la herejía monofisita que afirmaba una sola naturaleza en el Señor, y se declaró que en Jesús hay una sola Persona "en dos naturalezas, sin confusión, sin cambio, sin división, sin separación".

      Por ello podemos decir que María se convirtió en el tiempo en madre de áquel que desde la eternidad ya era Dios.

      Y cuando la Iglesia reconoce y afirma el reinado de María en el reino de Jesús, no pretende de ningún modo darle atributos divinos a María.

      También creemos que debemos dar toda gloria a Dios, aunque dejamos claro que no existe ni puede existir una competencia entre Dios y sus santos y fieles siervos, entre los cuales de manera especilísima se encuentra María, y puesto que Jesús dio la gloria que recibió del Padre a sus discípulos (San Juan 17, 22) creemos que toda gloria que se pueda dar a los santos es la que reciben por los méritos de Cristo y que en última instancia siempre es gloria para Dios, a quienes por el mismo Jesucristo ellos ya están unidos.

      Saludos en Cristo.

      Eliminar
  2. Pedrito, ese mismo17 de julio de 2017, 17:15

    ¡Oh,es chévere! No sabía eso del Concilio de Calcedonia del año 451, me gusta aprender cosas nuevas. Sí, Jesucristo NUNCA dejó de ser Dios, siempre lo fue y siempre lo será y nada le arrebatará eso. Y también es verdad que la gloria de Cristo les es dada a todos aquellos discípulos.suyos. En Juan capítulo 17 Jesús ora específicamente por sus discípulos, mientras que en el versículo 20 dice:

    "Mas no ruego solamente por éstos (los 12), sino también por los que han de creer en mí por la palabra de ellos (todos los que creemos)"

    y en el versículo 22:

    "La gloria que me diste, yo les he dado, para que sean uno, así como nosotros somos uno"

    Por lo que es cierto, a todos aquellos que creen en Él y pueden llamarse verdaderamente "discípulos" pueden tener la Gracia de Su Gloria, y ser posteriormente exaltados con Cristo. Nada de lo que hagamos nos dará ese mérito, ese privilegio nos lo da Cristo por lo que Él hizo.

    También es necesario entender que cuando Jesús dice "la gloria que me diste, yo les he dado" no se refiere a toda la amplitud de su gloria, como la omnipresencia, omnipotencia u omniciencia. Se refiere a que tendremos Su Autoridad, Su Guía y Su Revelación, frutos de la intimidad con Él. ¿Como Pablo pudo saber tantas cosas sobre lo concerniente a la muerte y resurrección de Cristo, cuando no había nadie que le dijera tales maravillas? Por la Revelación. ¿Cómo supo Pedro que Jesús era "El.Cristo, el Hijo del Dios viviente" sin que nadie le dijera? Por la Revelación. ¿Cómo se pudo llevar a cabo las señales y milagros de los demas apóstoles, desde sanar hasta resucitar? Por la Autoridad.

    Es seguro que la virgen María no es divina como tú dices.

    Pero estando en la Gloria con Dios, debe de tener ella unos niveles de Revelación y Relación asombrosa. En caso de ser cierto que María es "reina madre" y está a la orden para interceder por nosotros, me gustaría que la Biblia (¡Revelación pura papá!) dijera algo al respecto. Y en caso de que no lo diga, pero sea cierto, espero que me lo revele en intimidad.

    Saludos

    Postdata: soy venezolano

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...