lunes, 26 de junio de 2017

El Sacrificio de la Misa, el gran tesoro que los protestantes desconocen.

Por: Alejandro Hincapie.

«Los días del Señor reuníos para la partición del pan y la acción de gracias, después de haber confesado vuestros pecados, para que sea PURO VUESTRO SACRIFICIO. Cualquiera, empero, que tuviere una contienda con su hermano, no os acompañe antes de reconciliarse, para que no sea mancillado vuestro sacrificio. Pues, éste es el dicho del Señor: "En todo lugar y tiempo me ofrecerán UNA OFRENDA PURA. Porque soy un gran Rey, dice el Señor, y mi nombre es admirable entre las naciones.»
(DIDAJÉ XIV. 1-3, siglo I)

Para la los protestantes la Santa Misa es abominable porque se re-sacrifica a Cristo. Pero esto no es lo que la santa Iglesia Católica ha ensañado a través de los siglos. Como un Ex-Protestante, me alegra haber encontrado tan profundo tesoro que solo está dentro de la Iglesia Católica.

El primer testimonio que encontramos sobre este puro sacrificio está en la Didajé:
«La instrucción del Señor a los gentiles por medio de los doce Apóstoles.».

Podemos ver como en los días del Señor en la partición del pan se celebra este puro sacrificio, ofrecido como una ofrenda pura en todo lugar y tiempo. Millones de católicos nos reunimos en el día del Señor a celebrar este puro sacrificio celebrado en todo tiempo y lugar, por el gran misterio de la Sagrada Eucaristía.

Debe quedar claro para los hermanos protestantes que este Santo Sacrificio de la Misa actualiza el único sacrificio de Cristo, no sacrificamos a cristo en cada Eucaristía, ni repetimos miles de veces el sacrificio de la Cruz. Lo que actualizamos es el sacrificio de Cristo y como sacerdotes santos, ofrecemos nuestro sacrificio en el altar.

«También vosotros, cual piedras vivas, entrad en la construcción de un edificio espiritual, para un sacerdocio santo, para ofrecer sacrificios espirituales, aceptos a Dios por mediación de Jesucristo.» (1 Pedro 2.5)

Este sacrificio es acompañado de nuestras alabanzas, como una acción de gracias, el incienso de todos los santos.

«Sacrificio te ofreceré de acción de gracias, e invocaré el nombre del Señor.» (Salmos 116. 17)

«Pues desde el sol levante hasta el poniente, grande es mi Nombre entre las naciones, y en todo lugar se ofrece a mi Nombre un sacrificio de incienso y una oblación pura. Pues grande es mi Nombre entre las naciones, dice el Señor Sebaot.» (Malaquias 1.11)

La costumbre del incienso en la Santa Misa, nos deja de manifiesto como en la Santa Iglesia Católica está el cumplimiento de Malaquias, ya que es en la Iglesia Católica donde el incienso esta presente en la Liturgia, es solo en el sacrificio de la Misa donde en todas las naciones, en todo tiempo y lugar se ofrece el sacrificio puro por medio de la Sagrada Eucaristía, donde participamos del Cuerpo y la Sangre de Cristo.

«Entonces se lleva al altar, a veces en procesión, el pan y el vino que serán ofrecidos por el sacerdote en nombre de Cristo en el sacrificio eucarístico en el que se convertirán en su Cuerpo y en su Sangre. Es la acción misma de Cristo en la última Cena, "tomando pan y una copa". Sólo la Iglesia presenta esta oblación, pura, al Creador, ofreciéndole con acción de gracias lo que proviene de su creación» (San Ireneo de Lyon, Adversus haereses 4, 18, 4; cf. Ml 1,11).

Cumplimos este mandato del Señor celebrando el memorial de su sacrificio. Al hacerlo, ofrecemos al Padre lo que Él mismo nos ha dado: los dones de su Creación, el pan y el vino, convertidos por el poder del Espíritu Santo y las palabras de Cristo, en el Cuerpo y la Sangre del mismo Cristo: así Cristo se hace real y misteriosamente presente.

Bendito sea el sacrificio de la Misa, donde celebramos la Eucaristía desde los orígenes, sujetos al mandato del Señor:

"Haced esto en memoria mía"

domingo, 25 de junio de 2017

Monición de entrada para Misa 25 de junio de 2017 (XII domingo del tiempo ordinario).


Buenas tardes,

Nos encontramos ya en el décimo segundo domingo del Tiempo Ordinario y hoy, reunidos como hermanos en la fe de Cristo en esta Santa Eucaristía, Jesús nos anima a pregonar las Buenas Nuevas del Evangelio sin temer a los hombres, que pueden matar el cuerpo, pero no el alma.

Sintiéndonos protegidos por el intenso y profundo amor de Dios hacia nosotros, dejémonos alimentar en esta celebración con su palabra y su pan de vida eterna, y fortalezcámonos para salir con entusiasmo a anunciar y reconocer a Jesús ante los hombres para que Él nos reconozca ante el Padre que está en los cielos.

Nos ponemos de pie para dar inicio con el canto de entrada.

miércoles, 21 de junio de 2017

Monición de entrada para Solemnidad del Sagrado Corazón de Jesús.



Buenas tardes,

Hoy la Iglesia Universal celebra la Solemnidad del Sagrado Corazón de Jesús, un Corazón que testimonia el profundo amor divino con el que el Señor se entregó de manera total por todos nosotros, amándonos hasta el extremo.

El Corazón de Jesús, traspasado en la cruz por nuestros pecados, y que es fuente infinita e inagotable de amor por la humanidad, llama a nuestro corazón para que lo abramos al suyo, y así, recibiéndole, encontremos el alivio y el descanso que solo Jesús nos puede proporcionar.

Con la firme convicción de hacer del Sagrado Corazón de Jesús el centro de nuestras vidas, pongámonos de pie para iniciar esta celebración con el canto de entrada.

domingo, 18 de junio de 2017

Monición de entrada para Misa 18 de junio de 2017 (XI domingo tiempo ordinario).


Buen día, hermanos en Cristo,

En la liturgia de este domingo, se nos recuerda cómo el Señor, preocupado por el sufrimiento de las multitudes desamparadas, envió a los doce apóstoles a anunciarles el Reino de los cielos y a aliviar sus necesidades. Hoy esa misma instrucción es la que deben de recibir nuestros corazones, y ponernos en marcha para ir en busca del resto de las ovejas perdidas, nuestros hermanos sufrientes, y anunciarles gratuitamente lo que gratuitamente hemos recibido: el infinito amor de Dios, que como buen pastor, quiere reunir y cuidar de su rebaño.

Pongámonos de pie para iniciar nuestra Santa Misa con el canto de entrada.

jueves, 15 de junio de 2017

Monición de entrada para Misa de Solemnidad de Corpus Christi.



Moniciones para la Misa de Corpus Christi
 
(Opción 1)
 
Buenos días (o tardes o noches, según corresponda), hermanos en la fe de Cristo,


Hoy los cristianos celebramos la Solemnidad del Santísimo Cuerpo y Sangre de Cristo. Espiritualmente, somos trasladados hasta la última cena, en que nuestro Señor nos heredó el regalo más importante que podamos recibir en nuestro peregrinar por este mundo, su verdadero Cuerpo y su verdadera Sangre, bajo la forma del pan y del vino, que como sacramento divino y banquete sagrado, nos transmite la gracia para alcanzar la vida eterna.


Nos ponemos de pie para dar inicio a nuestra celebración con el canto de entrada.

-----

(Opción 2)


Sean bienvenidos, queridos hermanos,

 
En este día los cristianos estamos congregados para celebrar solemnemente la presencia real de Jesucristo en la Eucaristía, el regalo de amor por medio del cual nuestro Señor ha querido quedarse para siempre con su Iglesia, entrando a nuestro ser con su verdadero Cuerpo y su verdadera Sangre para que tengamos vida en nosotros. Dispongamos pues nuestros corazones para celebrar y recibir el Cuerpo y la Sangre de Cristo, medicina de inmortalidad y banquete celestial, que contiene la gracia divina y la promesa de la vida eterna.


Pongámonos de pie para iniciar nuestra Santa Misa con el canto de entrada.

lunes, 12 de junio de 2017

María, la Reina Madre en el Reinado de Jesucristo (explicación bíblica).

Por: John Alejandro Hincapie

¡Salve, muy favorecida! ¿Que clase de saludo es éste?

El ángel Gabriel saluda a la Virgen Maria diciéndole: ¡Salve, muy favorecida! (Lucas 1.28) Mientras Maria queda turbada por este saludo, preguntándose ¿Que clase saludo es éste?.

El SALVE como saludo lo podemos encontrar nuevamente en el nuevo testamento, refiriéndose al Rey de los Judíos. ¡Salve, Rey de los judíos! (Mateo 27.29).
 

Los soldados romanos visten a Jesús con un manto escarlata, una corona de espinas y una caña. Lo visten como un Rey. Mientras se burlaban de él, se arrodillaron diciendo el saludo de la realeza ¡SALVE!.

Ahora vemos porque la Virgen Maria queda turbada por el saludo, pues es muy favorecida ya que el ángel la saluda, con el saludo que se le daba a la realeza.

En la dinastía de los reyes de Israel, la Reina era la madre del Rey. La virgen Maria concebiría al Rey que reinaría sobre la casa de Jacob para siempre. La Virgen se convertiría en la Reina Madre del rey de Juda, heredero del trono de David.

En 1 y 2 de Reyes vamos a encontrar que cuando se nombra el tiempo del reinado de los reyes, la madre es nombrada junto con el Rey.

Ejemplo: Manasés tenía doce años cuando comenzó a reinar, y reinó cincuenta y cinco años en Jerusalén. El nombre de su madre era Hepsiba. (2 Reyes 21.1)

El termino ¡Reina Madre! lo podemos encontrar en los siguientes pasajes: 1 Reyes 15.13, 2 Reyes 10.13, 2 Crónicas 15.16, Jeremías 13.18; 29.2

...después de salir de Jerusalén el REY JECONÍAS Y LA REINA MADRE, los oficiales de la corte, los príncipes de Judá y de Jerusalén... (Jeremías 29.2).

La Reina Madre del reinado de Jesucristo es la Virgen Maria y sí como Salomón sentó a su madre a su diestra en un trono, Cristo sienta a su madre en un trono.

Betsabé fue al rey Salomón para hablarle por Adonías. El rey se levantó a recibirla, se inclinó delante de ella, y se sentó en su trono; HIZO COLOCAR UN TRONO PARA LA MADRE DEL REY y ella se sentó a su diestra. Entonces ella dijo: Te hago una pequeña petición; no me la niegues. Y el rey le dijo: Pide, madre mía, porque no te la negaré.(1 Reyes 2:19-20).

¿Entonces quien es la Reina que esta a la diestra del Rey?

Tu trono, oh Dios, es eterno y para siempre; cetro de equidad es el cetro de tu reino. Has amado la justicia y aborrecido la iniquidad; por tanto Dios, tu Dios, te ha ungido con óleo de alegría más que a tus compañeros. Todas tus vestiduras están perfumadas con mirra, áloe y casia; desde palacios de marfil te han alegrado con instrumentos de cuerda. Hijas de reyes hay entre tus damas nobles; a tu diestra, en oro de Ofir, está la reina. (Salmos 45:6-9)

Es muy claro que a la diestra esta en oro Ofir la Madre Reina, la Madre del rey de Reyes, Maria la Madre de nuestro Señor.

Repitamos con alegría: ¡Salve, Rey de Reyes! ¡Salve Reina Madre!.

--
Leer otro artículo del mismo autor: San Pedro como cabeza de los apóstoles en los Concilios de Éfeso y Calcedonia.

miércoles, 7 de junio de 2017

San Pedro como cabeza de los apóstoles en los Concilios de Éfeso y Calcedonia.

Por: Alejandro Hincapie.

San Pedro como la roca, príncipe y cabeza de los Apóstoles, en los concilios ecuménicos de Éfeso y Calcedonia.
 

Concilio de Éfeso, del año 431.
Concilio de Calcedonia, del año 451.
 

Hace unos meses cuando estaba apunto de llegar a mi decisión final sobre regresar a la fe Católica, alguien recién convertido a la fe Ortodoxa, me dijo que el Patriarcado de Roma tenía un anatema por parte de los Ortodoxos por haber añadido la cláusula Filioque al credo expuesto en el Concilio de Constantinopla I. (Hay que hacer notar que bajo la perceptiva Ortodoxa todas las comunidades Protestantes llevan ese anatema).

Para todos los que se quieren esconder bajo las faldas de la Iglesia Ortodoxa para echarle tierra a la Iglesia Católica, les hago la siguiente pregunta:

¿Si la Iglesia Ortodoxa se considera "la Iglesia de los siete concilios", por qué han quitado de su fe la creencia de que san Pedro es la roca y fundación de la Iglesia Católica, y la fundación de la fe ortodoxa? ¿Por qué el "Primus inter pares", se lo han quitado al príncipe y cabeza de los Apóstoles, y se lo otorgaron a san Andrés (Patriarcado de Constatinopla)?

Si realmente estuvieran tan apegados a la fe de los concilios ecuménicos deberían volver a la fe de esos concilios, aceptando a san Pedro como roca y fundación de la Iglesia Católica, y la fundación DE LA FE ORTODOXA.

Si la cuestión es persistir en estar separados del Obispo de Roma, entonces el "Primus inter pares" debería tenerlo el Obispo de Antioquia, este dentro de los Ortodoxos es el único que puede ser llamado "Primero entre iguales", después de Roma es el que cuenta con sucesión por san Pedro. 


“A nadie es dudoso, antes bien, por todos los siglos fue conocido que el santo y muy bienaventurado Pedro, príncipe y cabeza de los Apóstoles, columna de la fe y fundamento de la Iglesia Católica, recibió las llaves del reino de manos de nuestro Señor Jesucristo, salvador y redentor de género humano, y a él le ha sido dada potestad de atar y desatar los pecados; y él, en sus sucesores, vive y juzga hasta el presente y siempre” (Concilio de Éfeso, 431. Discurso de Felipe, Legado del Romano Pontífice, en la sesión III)
 
“Porque el santísimo y bienaventurado León, arzobispo de la gran y antigua Roma, a través de nosotros, y a través del presente Sacrosanto Sínodo, junto con el tres veces bienaventurado y todo glorioso Pedro, el Apóstol que es la roca y fundación de la Iglesia Católica, y la fundación de la fe ortodoxa...” (Concilio de Calcedonia, Actas del Concilio, Sesión 3)

En Resumen:

La Iglesia Ortodoxa dejó a un lado la fe de los concilios con respecto a san Pedro como la roca y el estatus de honor que Cristo le dio a san Pedro, se lo quitaron a sus sucesores y se lo dieron a los sucesores de san Andres.

¡Los ortodoxos no tienen ninguna autoridad para promulgar anatemas!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...